Proceso

El proceso de elaboración de productos se lleva a cabo a través de una serie de diez pasos. 

Cada uno de ellos es fundamental, por lo cual se controla y se sigue a cada uno teniendo especiales cuidados.

 

 

Sector Almacenamiento de Canteras

En este lugar se realizan los primeros controles de calidad. Se mide la granulometría, la humedad y la cantidad de toneladas de arcilla ingresadas. Posteriormente son almacenadas en tolvas, de las que son extraídas en cintas transportadoras dotadas de un sistema de pesaje. 

Los materiales se conducen hasta la boca de carga de los molinos y a través de un proceso automático se inicia la descarga.  

 

 

Sector Molienda

El molino es un tambor equipado con un triturador que permite obtener la barbotina (barro en estado líquido). Esta se obtiene tras la mezcla de tierras, floculantes, aditivos especiales, agua y piedras. 

Una vez parado el tambor se hace el primer control de calidad, se mide la densidad y el porcentaje residual. De acuerdo a los resultados obtenidos se procede a la descarga de la barbotina mediante un sistema de bombeo. 

Una vez almacenada en piletas, provistas de agitadores para evitar el asentamiento, es enviada por cañerías al atomizador. 

 

 

Sector Atomizado

La atomización de la barbotina es el proceso de secado, por el cual se logra una rápida evaporación del agua. Este proceso sirve para obtener un producto de gránulos homogéneos con un porcentaje de humedad estrictamente controlado. 

Por medio de un sistema de bombas, la barbotina es extraída de los depósitos y llega por cañerías al anillo distribuidor. El elevado cambio térmico entre la barbotina nebulizada y el aire caliente generado, dan como resultado los gránulos que por medio de cintas transportadoras  pasan por distintos tamices. Una vez controlada la humedad correspondiente pasa a ser prensado. 

 

 

Sector de Prensado

La prensa es una máquina hidráulica cuya función es compactar el producto anteriormente elaborado. Es un proceso continuo que nos permite cargar los moldes al momento en que sale el producto ya prensado, denominado bizcocho. Por medio de cintas transportadoras ingresa a un horno de secado, para que tenga una mayor absorción al momento de ser esmaltado y decorado. 

 

 

Sector de Esmaltado

Aquí se esmalta y decora el bizcocho según el diseño seleccionado. A través de cintas, el cerámico crudo pasa por una cabina de pulverizado donde se le aplica un producto utilizado para fijar la base del esmalte. Luego, en otra cabina, se procede a  la segunda aplicación en la parte superior. Inmediatamente, es secado en hornos eléctricos y con ventolas de aire caliente, para luego seguir su recorrido a través de las decoradoras. 

 

 

Sector Hornos  

Una vez en la boca de entrada, el material crudo, es trasportado al interior del horno donde viaja a través de una sucesión de rodillos  que lo trasporta a las cuatro zonas principales. 

En el pre-horno, se evacua la humedad del material y se procede  a su calentamiento. Una vez finalizado esto, se pasa al cerámico hasta la zona de cocción.  Aquí es sometido a temperaturas muy elevadas que varían entre los 800° C y los 1200° C. Luego, pasa por la zona de enfriamiento, con turbulencias  de aire caliente que disminuye la temperatura de forma escalonada y pasa a ser trasportado hasta la zona de enfriamiento total. Acá se le inyecta aire del ambiente para permitir su manipulación al momento de salida. 

Finalizada esta etapa, las cintas transportadoras llevan  los cerámicos hasta un box, que luego es transportado para su posterior selección. 

 

 

Sector Selección

En esta fase, se controlan, clasifican y separan  los productos según su calidad estética.

Por medio de una máquina descargadora, el material es colocado en una línea de clasificación. 

Mediante un estricto control, se codifica el producto de forma manual. Luego, con cámaras especiales se realiza un control de planidad y dimensiones. 

Según las características del cerámico, este es dirigido a un apilador automático, donde se almacena una cantidad predeterminada y luego se procede al descargue, envasado, sellado y paletizado. 

Por último es enviado al sector de stock y despacho. 

 

 

Stock y Despacho

En esta última etapa, el producto es almacenado de forma ordenada y se lo prepara para que quede listo para su despacho. 

 

Go to top